Lo más destacado del TEDx Buenos Aires

Finalizó la tercera edición del encuentro que busca generar inspiración y debatir ideas. Asistieron 1.200 personas y participaron varios miles más mediante la transmisión vía Internet. Aquí, un resumen con los principales pensamientos de los exponentes

El presentador argentino Iván de Pineda dio el puntapié inicial de la tercera edición de TEDx Buenos Aires, que contó con un auditorio de 1.200 personas y miles más que pudieron seguirlo en vivo vía Internet.

El encargado de brindar la primera charla fue Leo Mc Lean, un empresario reconocido por alcanzar las cumbres más altas del mundo, incluida la del Everest. “Ganando la altura, iba recuperando la inocencia del niño, miraba con otros ojos, quedaron atrás prejuicios, fui otro en cada vuelta a casa”, dijo y agregó: “Cada uno tiene su propio Everest. Háganlo realidad. No importa cambiar algo del mundo, cambiar uno es lo que hace la vida única. Y lo importante es hacer realidad la vida”.

“Chiqui” González, ministra de Innovación y Cultura de la provincia argentina de Santa Fe, fue la segunda oradora del día y habló sobre “¿Qué es Nacer?”. “En los 50, era simplemente venir al mundo. Hoy el paradigma cambió; somos parte del mundo y le damos algo al mundo. Lo hacemos engordar, crecer con nuestra llegada”, expuso.

“La primera infancia tiene otra lógica. El niño vive la muerte y los problemas de la vida como absurdos, la palabra de sus mayores le da tranquilidad. El niño ensaya la vida en acción. Lo respeta la división cuerpo, mente, esa que de grande le hará tanto daño”.

A lo largo de su charla enfatizó que “un sujeto sin vínculos, sin amor no puede pensar, crear”. “Hay que amar para enseñar. No hay un concepto unívoco, uno aprende las percepciones en presencia de la vida, viviéndola. Las nuevas ideas deben ser sentido y no significación. El paradigma de hoy es ser, dar ese salto”, agregó.

La exposición del realizador y participante del 15M Sthépane Grueso, una de las más esperadas, versó sobre los movimientos sociales de nuestros tiempos y de la nueva protesta. Comentó: “Estamos aprendiendo a protestar de otro modo. Ejemplo de esto son las manifestaciones en Egipto, los EEUU y España, que representan tres modelos claros de esto. Los elementos de la nueva protesta son la plaza como espacio común y democrático, un espacio hospitalario; la inclusividad, no hay líderes, ni nombres; y la horizontalidad, la no violencia como forma de integración de la gente”.

También habló sobre la importancia de las nuevas tecnologías como elementos determinantes en esta nueva forma de protesta: “Cada ciudadano con un teléfono era un medio de comunicación”.

Seguir leyendo el artículo en Infobae